Enviar URL:

Si no visualiza el código,haga click en él, para cambiarlo.

    x
  • • Su mensaje fue envído.
Actividades » Sociales

El tribuno y la tribuna

Reflexión del Dr. Emir Álvarez Gardiol sobre la comunicación.

La tribuna del justo ha de ser la prensa.
 
Ese sitio donde la crítica viene en ayuda del lector después de la meditación.
 
No permite al ciudadano dejarse convencer por el verbo altisonante y le da tiempo para reflexionar sobre los proyectos y promesas anunciados.
Para que esto sea posible es indispensable una educación que le permita capacitarse para leer, releer e intentar comprender lo que está en las líneas y lo que se puede columbrar en las entrelíneas.
La prensa escrita otorga tiempo al ciudadano. 
El riesgo ante el orador es que su prédica sagaz pueda penetrar por fibras sensibles y no por los hilos esclarecidos de la inteligencia cultivada.
El auditorio del disertante puede resultar víctima de su poder catequizante y quedar sordo a las razones que su propio intelecto y su juicio crítico le permitan separar de los contenidos fatuos.
 
La lectura permite recapacitar sobre el mensaje y expande las ideas, tal como ocurre con las ondas concéntricas que levanta el golpe de una piedra sobre las aguas quietas.
 
Excede su carácter de introspección y se convierte en un medio de difusión y extensión de alcances insospechados.
 
Y si algo pudiera quedar oscuro siempre será de buena ley confiar en la luz que los conocimientos adquiridos hayan otorgado al receptor y le faciliten el ángulo correcto de interpretación.
 
 

 

¿Quiere colaborar con la Fundación?

0341 449 8353
MÁS INFORMACIÓN